San Marcos: 462 años después de su fundación, en tiempo de elecciones...
#Opinión

(i) 
Los miembros del Comité Electoral (CE) de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos se parecen a los santos ya que hacen milagros de último momento a favor de las listas postulantes a Consejo de Facultad, Consejo Universitario, Asamblea Universitaria en las Elecciones Generales 2013.

Durante el proceso de elecciones las agrupaciones políticas interponen ante el CE los recursos de apelación, las tachas de listas, las impugnaciones de listas, las impugnaciones de mesas para poder ganar el cogobierno. Estas maniobras están permitidas en el Reglamento de Elecciones y son empleadas estratégicamente por las agrupaciones políticas. No es necesario que ganen en las urnas, ya que en la mesa se define al ganador oficial.

Pero ¿los profesores y estudiantes que son parte del CE actuarán con transparencia al momento de resolver los diferentes pedidos este 2013? La comunidad universitaria duda de la honestidad de los miembros de este organismo que podrían terminar favoreciendo a determinadas agrupaciones políticas, "sin querer queriendo".


 (ii)
La Decana de América está tomada por los operadores políticos que arman sus listas y ofrecen sus servicios al mejor postor de llegar al cogobierno, una especie de lumpen sanmarquino. Aunque lo más lamentable es notar que tanto docentes como alumnos se hacen de la vista gorda y permiten que cada año pase lo mismo: El desfile de los célebres politiqueros. 

Catedráticos que llevan años y años enseñando escalan niveles, empiezan siendo contratados, luego auxiliares, después asociados y finalmente principales, a la vez que obtienen cargos de cogobierno; junto a  estudiantes que durante su estadía universitaria, están envestidos del apolitismo, se mantienen indiferentes y cómplices de esta desgracia.

¿Cómo estará la conciencia de los profesores al saber que mientras dictan sus clases, en ese instante y en otro espacio de la ciudad universitaria se está produciendo un acto doloso que contraviene a las leyes y sobre todo a la moral? ¿Son capaces de sentirse orgullosos de esta casa de estudios estando al tanto de este sistema putrefacto de gobierno?

Ante esta situación, ¿cómo va a ser posible que mejore la calidad de la enseñanza en San Marcos?, ¿cómo así se concretará el aumento del presupuesto para los servicios de Bienestar Universitario, para el Fondo Editorial, sobre todo para el fomento a la investigación, entre otros menesteres si no se combate a la corrupción que campea en las distintas direcciones de gobierno?


(iii)
El lumpen sanmarquino no es la única, ya que la universidad más antigua de América también se encuentra atiborrada por sanmarquinos posmodernos, que se caracterizan por la pérdida de la esencia del papel vanguardista en que han forjado los fundadores de la patria peruana, su sensibilidad social es escasa, su conciencia política se encuentra desdibujada, tienen una sed pragmática e individualista como proyectos de vida que los mantienen indiferentes más allá de los muros de la vergüenza.

Los sanmarquinos posmodernos dicen sentirse orgullosos de ser sanmarquinos, tanto así que rememoran el pasado, sin embargo, se mantienen de brazos cruzados la crisis en la estructura de cogobierno que afronta nuestra universidad. Les falta coraje, compromiso y convicción  para atreverse a enfrentar el rol que les ha tocado vivir en la historia: Construir la posibilidad de una sociedad universitaria libre de escorias humanas.

 
Top