Puerta N°1 de la universidad San Marcos
Por Jonathan Malca

Los estudiantes Max Miguel de la Rosa Quispe (de Arte) y Patricia Cecilia López Vasquez  (de Arte) fueron víctimas de la delincuencia dentro su propia casa de estudios, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

El hecho sucedió el lunes 19 de agosto al promediar las cinco de la tarde, cerca a la puerta de ingreso N°1 (colindante a la Huaca San Marcos) y frente al gimnasio, a unos escasos metros donde se encuentra la casilla de vigilancia.

Los universitarios manifiestan que "se dirigían a la Biblioteca Central" cuando fueron interceptados por un sujeto, con mochila, que les amenazó con una pistola para que les entregaran sus pertenencias. Les robaron una cámara digital, un ipod, dos celulares y dinero en efectivo que en total asciende a 1800 soles.

Dieron aviso a los guardias, conocidos como "azules", les dijeron que la universidad solo lo archiva, así que quedó registrado en su cuaderno de incidencias, y más no pudieron hacer por los estudiantes de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas.

Cabe indicar que no existe un control de quienes ingresan a la Decana de América, por parte de los miembros de seguridad. Cualquiera puede entrar sin necesidad de identificarse, sin tener que presentar su carné universitario o su DNI.

Solo hace unos días el alumno de Matemática, Kevin Huillcahuamán Cuchuyrumi fue asesinado en el distrito de San Martín de Porres al resistirse a un asalto, cuando se encontraba con su pareja que estaba gestando. Y la universidad San Marcos lamentó la pérdida ( http://ow.ly/oaIfz ). ¿Ahora qué harán al respecto?

Tanto Max como Patricia pudieron salir heridos o incluso muertos. De haber pasado, ¿acaso el rector Pedro Cotillo iba a responsabilizarse siendo la autoridad máxima que debe velar por la seguridad en la Cuatricentenaria?






 
Top