Los nuevos comensales de La Cantuta (Foto: Federado de la UNEGV)

El comedor de la Universidad Nacional Enrique Guzman Y Valle fue invadido por los 200 policías que intervinieron su campus universitario el 22 de octubre. Fue así que en la mañana de hoy aparecieron en sus instalaciones y pasaron a desayunar, más tarde a almorzar y por último cenaron como si fueran estudiantes.

La Asamblea Nacional de Rectores(ANR) avala el accionar de los efectivos policiales ya que mediante la Resolución N° 1526-2013-ANR declararon en situación de conflicto y de gobernabilidad a esta casa de estudios y necesitaron la presencia de Policía Nacional del Perú (PNP) para que la Comisión de Orden y Gestión administre la universidad.

Las labores académicas-administrativas se suspendieron por 48 horas. Y el rector encargado es Freddy Aponte Guerrero, designado por la comisión interventora, por un periodo de 120 días.

Los conflictos sociales en La Cantuta se originaron cuando los estudiantes exhigieron que el rector Antonio Diaz Saucedo sea destituido en vista a que tenía una condena de cuatro años de prisión suspendida por delito de peculado, malversación de fondos y contra la administración pública.

La ANR se hizo de la vista gorda y no procedió a relegar del cargo a Antonio Diaz. La situación se volvió álgida entre los universitarios y las autoridades. Y justo cuando se estaba por realizar una Asamblea Universitaria para elegir a las nuevas autoridades, el día der ayer, decide intervenirla.

La respuesta estudiantil fue la de salir a reclarmar a las calles de Chosica. De esta forma, la autonomía universitaria está de lejos de ser respetada por la propia ANR y mucho menos por las fuerzas del orden al despojar de las raciones de comida a los alumnos.
 
Top