El comedor de San Marcos en su segundo día de funcionamiento

En el primer día de la reapertura del comedor de la universidad San Marcos fueron pocos los estudiantes que asistieron. De las 1000 raciones disponibles para los comensales, solo se sirvieron 342.


"Ayer en el desayuno, de las 200 raciones, solo vinieron 12 alumnos; en el almuerzo de las 500, solo se repartieron 190; y en la cena, de las 300, solo llegaron a comer 140", indicó Jesús Marquez, administrador del comedor de la ciudad universitaria.

Hasta el momento únicamente se atiende en el segundo piso, ya que en el primero continúan los trabajos de mantenimiento. "Se hizo un cambio de enchape de piso, se arreglaron las 10 marmitas, se repararon los calderos  la bomba de agua. Y las dos máquinas lavacharolas están siendo restauradas", expresó Márquez.


El personal de servicio lava a manos las charolas, mientras reparan las maquinas que cumplen dicha labor

Respecto   al diálogo que tuvieron los estudiantes con los asesores del rector Cotillo, en el Rectorado,  donde firmaron un acta fiscal comprometiéndose a reabrir el comedor para el 25 de febrero, Jesús Marquez explica que no se hizo porque no era el canal adecuado. "Se reunieron con las personas equivocadas. Debieron reunirse con el  Rector  el jefe de Bienestar".

Los representantes de las juntas directivas de la Residencia Universitaria y del Comité de Comensales señalan que el jefe de la Oficina de Bienestar Universitario, Gaudencio Yallicuna, no los atendió en su oficina, mientras el comedor permaneció cerrado.

Acerca de la toma del comedor por parte de los universitarios, Marquez señala que se portaron como vándalos  y al momento de entrar al recinto a la fuerza agredieron a los trabajadores que resultaron lesionados.

La clausura del comedor se debió a que la Contraloría General de la República realizó un diagnóstico, a mediados del 2013, sobre esta casa de estudios, se detectaron fallas en el servicio  y  se establecieron recomendaciones. Sin embargo, esta causa no se informó a la comunidad estudiantil, que protestó, tampoco a los trabajadores que se enteraron de manera repentina. "Las decisiones se toman de un momento a otro.  Nosotros acatamos. Las recomendaciones de la Contraloría han sido positivas para que nos ayuden a mejorar el ambiente", agrega el administrador de la dependencia de Bienestar Universitario. 

La Oficina de Bienestar Universitario tiene programado terminar con el mantenimiento del comedor en las siguientes semanas. Mientras tanto las raciones irán aumentando de acuerdo a la asistencia de los estudiantes.  Y la implantación del sistema de turnos continúa postergada, por ahora.


La atención en el comedor es solo en el segundo piso




 
Top