Por Jonathan Malca [Opinión]

Una obra inconclusa en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la universidad San Marcos que la empresa AGAL debió entregarla el día de ayer según un acta de compromiso pero que al final no lo hizo, el reforzamiento está inconcluso y los más de  2 mil estudiantes no se sienten seguros de querer llevar sus clases en esas condiciones, se mantienen en una total incertidumbre. Alrededor de 600 alumnos de las Escuelas de Economía Pública y Economía Internacional que en su Plan de Estudios de Estudios del 2007 no cuentan con malla curricular a partir de quinto ciclo y carecen de profesores especializados,  así que no saben qué estudiarán en este ciclo, los docentes tendrán que improvisar sin syllabus. 

 
Obras inconclusas en la Facultad de Derecho [Foto: Tercio Estudiantil]


Aumentaron las horas pedagógicas (de 45min a 60 min) en la Faculta de Psicología lo cual perjudicaba a casi 700 universitarios en su desenvolvimiento académico y en sus quehaceres extracurriculares, con los cambios en las cargas horarias habían cursos que prácticamente se llevaban todo el día (desde las 7am hasta las 5pm), al final las autoridades tuvieron que ceder ante los reclamos estudiantiles y reprogramar la matrícula.


El Rectorado impone un nuevo texto de procedimientos administrativos (TUPA 2013), que no fue aprobado mediante Consejo Universitario, donde los trámites aumentaban en más de un 400%, lo cual contravenía el carácter gratuito de una universidad pública. Ante el rechazo de la comunidad universitaria terminaron suspendiéndolo. 

Estudiantes se movilizan hacia el Rectorado contra el TUPA


Cierran el comedor de la ciudad universitaria, de Cangallo y de la Residencia Julio C. Tello por más de dos meses atentando contra el derecho a la alimentación contemplado en el propio Estatuto Universitario (artículos 250 y 251). Los comensales y residentes durante ese lapso prepararon “ollas comunes”. Los asesores del rector se burlaron de los estudiantes al no cumplir con un acta fiscal donde se comprometían a reabrir el comedor para el 25 de febrero. 

Un comedor irregularmente administrado por un jefe de Bienestar que dispone de la caja para hacer compras como si estuviera yendo al mercado y no realiza licitaciones para  proveedores de víveres como demanda el Estado, que el dinero que está gastando en los insumos para cocinar no está registrado en el presupuesto de la universidad, ¡necesita ser auditado cuanto antes!


La olla común fue una medida temporal que emplearon los alumnos ante el cierre del comedor


Aplican reglamento de procesos disciplinarios a los sanmarquinos que protestan y exigen que sus derechos no sean pisoteados. Disminuyen las vacantes para el proceso de Admisión y las aumentan para el ingreso directo en la Pre (según las autoridades son para recaudar fondos propios pero en los hechos se está privatizando el acceso a la educación y solo los que tienen plata podrán ingresar). 


Facultades intervenidas mediante decanos encargados. En la Facultad de Ciencias Sociales estuvo sin decano electo por más de tres años. Psicología, Economía, Farmacia y Bioquímica son otras lágrimas. En la Facultad de Derecho, el que fuera personero de la lista de Pedro Cotillo en el 2011, cuando este fue elegido irregularmente como nuevo rector, ahora es el flamante Decano, solo hasta hace unas semanas era su asesor legal y el director de la Unidad de Posgrado de Derecho.  


En los años que llevo en mi alma mater puedo afirmar que a las autoridades les importa poco el bienestar de los universitarios. Solo brindan declaraciones ante la "opinión pública" cuando ellos organizan sus marchas institucionales donde obligan a asistir al personal docente y administrativo como la "Marcha por la Paz" o "Contra la nueva ley universitaria" para poder salvaguardar sus propios intereses y quedar bien ante cámaras, pero esconden la cabeza y no responden cuando nuestra universidad es vulnerable ante la inseguridad que se pasea como Pedro en su casa y roba a mano armada a los estudiantes en la misma ciudad universitaria. 


No está de más decir que estamos entre los últimos en producción científica a nivel mundial. Los esfuerzos son individuales mas no se trabaja en proyectos sistemáticos que contribuyan con la sociedad y con el mercado laboral. Abundan profesores que figuran con dedicación exclusiva para la UNMSM pero que a pesar de ello vienen dictando en otras universidades y no cumplen con su carga lectiva en la Decana, es parte del informe que realizó la Contraloría General de la República cuando estuvo a mediados del año pasado y constató que los estudiantes tienen que hacer cola por más de tres horas para poder almorzar. Aquí también se cumple la "´ley´ del mínimo esfuerzo y la máxima ganancia". Se la llevan fácil puesto que les encanta venir a parasitar a la Cuatricentenaria. Ahora más que se acercan las elecciones para Consejo de Facultad, Consejo Universitario y Asamblea Universitaria los operadores políticos armarán sus listas macro y las prebendas estarán a la hora del día.


Ante esta triste puesta en escena, ¿qué podemos hacer? Me extraña que el nobel de Literatura haga un mutis total. Si José de la Riva Agüero, Luis Alberto Sánchez, Jorge Basadre, Raúl Porras Barrenechea, César Vallejo y  José María Arguedas estuvieran vivos se indignarían de ver en lo que se está volviendo nuestra casa de estudios, tomarían la universidad y votarían a patadas e estos incapaces que administran desgraciadamente las riendas de la Cuatricentenaria.  ¿Acaso será necesaria una nueva ley universitaria gestada desde la Comisión de Educación del Congreso o tal vez sea pertinente un referéndum estudiantil para revocar al rector y compañía?


No podemos seguir viviendo del pasado. Varios postulan a San Marcos por su prestigio pero cuando inician su vida universitaria se chocan con otra realidad diferente a la que habían escuchado, algunos se decepcionan. No basta con estar orgullosos de ser sanmarquinos. Tenemos que actuar, tenemos que emplear nuestras manos y nuestro intelecto, volvernos en agentes de cambio para poder seguir construyendo una historia forjada hace más de 460 años y así logremos ser la vanguardia académica, profesional y científica que necesita nuestro país para salir del subdesarrollo y por consiguiente heredar un mundo mejor a las futuras generaciones de peruanos, en especial a nuestras futuras generaciones de sanmarquinos.


 
Top