La Defensoría del Pueblo instó al rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Pedro Cotillo, aprobar con carácter de urgencia acciones inmediatas para garantizar el inicio de clases en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas.


El año académico ya empezó en la Decana de América desde hace varias semanas, sin embargo, hasta el día de hoy, más de 2 mil estudiantes de Derecho y Ciencias Políticas no saben cuándo empezarán su ciclo anual debido a que aun no concluyen las obras de reforzamiento de su facultad que datan de fines del año pasado.
 

El defensor del Pueblo, Eduardo vega, constató en una supervisión defensorial que las obras no están terminadas, presentan un riesgo moderado, y por ende no se encuentran habilitadas para que los alumnos puedan estudiar en los salones. Además exhortó a que el Rectorado implemente las recomendaciones de Defensa Civil en torno a las medidas de seguridad.

Las obras en Derecho aun no terminan y perjudica el inicio del año académico [Foto: Defensoría del Pueblo]


La génesis de la incertidumbre


La empresa AGAL es la que está llevando a cabo el reforzamiento y la mejora de los ambientes y pabellones de la facultad. "El Consorcio AGAL en el mes de febrero se comprometió con los estudiantes y las autoridades para entregar la mitad de la obra y para finales de marzo el 100%, pero no fue así", señala Daniel Escate, Subsecretario General del Centro Federado de Derecho.


Los estudiantes tomaron temporalmente los módulos del Área Administrativa el 24 de marzo. El decano Ruben Gonzales firmó un acto de compromiso para que los alumnos puedan acceder a la documentación de la obra, asimismo garantizaba el inicio de clases a la brevedad posible. 


Tres días después se realizó un consejo de facultad donde las autoridades aseguraron que la empresa AGAL entregaría la obra para el 31 de marzo.  Llegó el día y como era de esperarse no se cumplió tal acuerdo. La Oficina General de Infraestructura Universitaria emitía un informe donde se mencionaba que todas las aulas de los Bloques I, II, II junto a tres salones del Bloque IV de la referida facultad estarían aptas para el dictado de clases desde el 01 de abril. Y al día siguiente se dio una marcha hacia el Rectorado. El 04 de abril hubo una vigilia. 

La vigilia del 04 de julio fue para exigir a las autoridades el inicio de clases [Foto: Centro Federado de Derecho]

En febrero,  se había aprobado en Consejo de Facultad una auditoría de las obras. Se conformó una comisión ad hoc que hasta la fecha no sesiona. Por otra parte, la representación estudiantil propuso que se facilite la información para un dictamen pericial del estado de las obras por parte de un especialista del Colegio de Ingenieros del Perú.




Buscando la salida


Ante la falta de garantías para iniciar las clases en los pabellones de la facultad. Las autoridades pensaron en otras opciones. Una de ellas es la construcción de módulos prefabricados que según el director de la Escuela de Ciencias Políticas, Mario Portocarrero,  que se aprobarse terminarían a fines de mayo. Estas tendrían un costo aproximado de S/.370 000 soles indica el Centro Federado de Letras.  


Otro escenario posible sería que los alumnos lleven sus clases en el colegio Bertolt Brecht por las tardes. “Si se acepta la posibilidad de una institución educativa que preste sus aulas en turno tarde y noche, esta es una grave dificultad porque hay profesores que solo pueden enseñar en las mañanas, se tendría que rehacer el horario, tendrá que haber rectificación de matrículas”,  expresa Portocarrero.

“Si el peritaje de Indice [Instituto de Defensa Civil] de la obra es negativo. Si las cosas no andan bien van a rodar cabezas”, señala Portocarrero.

El director de la Escuela de Ciencias Políticas también indica que desde el año pasado debió crearse un plan de contingencia. “El decano anterior Juan Morales dejó el cargo sin ningún plan de contingencia para la remodelación de la facultad”. El rector Pedro Cotillo nombró a Horna Torres como decano interino en mayo del 2013 que a lo largo de casi un año tampoco lo elaboró. Horna fue reemplazado en febrero de este año por Sigfredo Chiroque hasta el 20 de marzo cuando fue sucedido en Consejo de Facultad por el asesor legal del rector, Rubén Gonzales. 


Hasta el momento, la posibilidad de llevar clases en la Facultad queda descartada para los estudiantes que le resultan inseguras e incómodas. 


La Defensoría del Pueblo instó  al Rectorado que se lleven a cabo las investigaciones respectivas para hallar a los responsables de las áreas competentes que incumplieron con el deber de garantizar el derecho a la educación en condiciones de seguridad. También elevó el informe de su diagnóstico a la Contraloría General de la República para que evalúen las condiciones en que se vienen desarrollando las obras en la facultad.

Los alumnos se mantienen en una total incertidumbre [Foto: Centro Federado de Derecho]

 
Top