"Los conflictos de interés que la prensa no denuncia, la publicidad los anuncia" (@juanitocbueno)

Ante la aprobación de la nueva ley universitaria, surgieron varias voces disonantes, entre ellas el expresidente Alan García que la calificó de intervencionista.

García se mostró como el defensor de la autonomía universitaria a través de las redes sociales. “El chavismo humalista comete un crimen contra la universidad y el libre pensamiento”, comentó en su cuenta de twitter. Asimismo dejó entrever que en un futuro gobierno aprista se restituiría la ley universitaria que data de 1983.



El líder aprista es actualmente director del Instituto de Gobierno y Gestión Pública de la Universidad San Martín de Porres (USMP), propiedad de su amigo y exministro de Educación José Antonio Chang, durante su segundo gobierno.

Gracias a la autonomía universitaria que goza Chang, Alan García pudo lograr que esta universidad sea su aval de un préstamo de 300 mil dólares que solicitó al Banco Interamericano de Finanzas para adquirir una vivienda de 400 metros cuadrados en Miraflores, según una denuncia del semanario Hildebrandt en sus Trece.

El pago se llevó a cabo en tres partes. Una cuota de 400 mil dólares con un cheque de gerencia del BBVA Continental, la segunda de 130 mil dólares con un cheque personal y la última con el aval de la universidad.

La investigación periodística cuestionaba que una universidad sin fines de lucro sea garante de un préstamo para adquirir una vivienda sin fines educativos, así el beneficiario sea o no un trabajador. 

El fiscal de la Nación, José Peláez, inició a mediados del año pasado una investigación de la compra de la casa de Miraflores por un presunto delito de enriquecimiento ilícito que terminó archivada en diciembre del mismo por no encontrar elementos probatorios para determinar que hubo desbalance patrimonial en Alan García entre el sueldo que recibe de la San Martín y los bienes que ahora posee. 

Se entiende la motivación que tiene Alan García al estar muy preocupado por la institución educativa de su también socio Chang y protega la actual autonomía universitaria para que no se vea limitada y así continúe con sus privilegios, ¿tal vez espera recibir futuras ayudas económicas de la casa de estudios?

Datos: 


A inicios del 2013, Alan García dio a conocer que ganaba S/.803,000 como director del Instituto de Gobierno y Gestión Pública y como asesor de la Universidad Privada San Martín de Porres, ante las investigaciones que venia realizando la Fiscalía de la Nación.

En el segundo gobierno de Alan García se crearon 49 universidades, 16 públicas y 33 privadas. Estas universidades públicas no contaban con sustento técnico, varias de ellas sin presupuesto e infraestructura incluidas, además de  violar la autonomía universitaria

 
Top