Foto: Diario Jornada de Ayacucho

La Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga (UNSCH) atraviesa uno de sus peores momentos. Las protestas continúan por más de dos meses. Los alumnos tomaron los locales exigiendo mejores condiciones para estudiar, mientras se enfrentaban a los policías. Las mesas de diálogo entre las autoridades universitarias y los estudiantes no lograron resolver las diferencias. 

Ante el caos que vive la comunidad universitaria de Huamanga, la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) decidió intervenir el claustro a través de una Comisión de Orden y Gestión (COI)  aprovechando que aún se mantiene vigente hasta que la Nueva Ley Universitaria sea promulgada por el Gobierno y que le pondrá punto final. La resolución fue publicada hoy en diario El Peruano.

La alma máter de los jóvenes ayachuchanos, que acaba de cumplir 337 años de fundación el 03 de julio, estará intervenida durante seis meses. La COI tendrá como finalidad “lograr la institucionalidad de la universidad y que garantice el normal funcionamiento de los órganos de gobierno”. 

La comisión interventora que destituye de sus cargos al rector Humberto Hernández Arribasplata y a los vicerrectores estará integrada por Alfredo Quinteros García (ex rector de la Universidad Nacional de San Martín), Eulogio Pisfil Chavesta (profesor principal de la Universidad Nacional de Trujillo) y Freddy Eutimio Alzamora Noreña (profesor principal de la Universidad Nacional Federico Villarreal).

El 27 de junio la Comisión Informante de la ANR constituida en Huamanga para tratar la problemática que afrontaba la universidad concluyó que se evidenció una falta de capacidad de gestión económica, financiera, administrativa y académica por parte de las autoridades, asimismo que existen indicios de fallas que habrían vulnerado varias disposiciones del Estatuto Universitario y el conflicto intento que atentaba contra la gobernabilidad.

El 28 de mayo se había realizado un paro regional contra la corrupción en esta casa de estudios donde participó el Frente de Defensa del Pueblo de Ayachucho. Al día siguiente, el Consejo Universitario de la UNSCH suspendió las labores académicas por treinta días. Hasta la fecha son más de 10,500 los estudiantes perjudicados. 

Estudiantes protestan en los exteriores del Rectorado
 de la universidad de Huamanga [Foto: Jorge León]


 
Top