El evento realizado en el tercer piso de la Facultad de Ciencias Contables
 fue interrumpido por las autoridades [Foto: UNMSM]
Hace una semana el Congreso aprobó la nueva ley universitaria y los estudiantes de la universidad San Marcos habían programado para hoy a las cuatro de la tarde una conferencia acerca de las repercusiones que tendrían en la comunidad sanmarquina. Sin embargo, llegado el momento Ricardo Masuda Toyofuku, Director Administrativo de la Facultad de Ciencias Contables impidió que se realizara amenazando con que serían amedrentados por los miembros de seguridad.

Los expositores eran Jorge Mori que actualmente se desempeña como asesor del congresista Daniel Mora, presidente de la Comisión de Educación y principal impulsor de la ley universitaria; y  Michael Ortiz, presidente de la Federación de Estudiantes del Perú (FEP) que se manifestado a favor de la referida ley. Ante el desalojo, se trasladaron a la Facultad de Ciencias Físicas y luego en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas se organizó una asamblea de estudiantes.



La denuncia la hizo el propio Mori a través de su cuenta de twitter. "Estoy en reunión con la en para explicar y rector Cotillo nos manda desalojar. Increíble!", comentó indignado.

Cabe señalar que las autoridades de esta casa de estudios, encabezada por el rector Pedro Cotillo, junto a la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) se han opuesto a la nueva ley universitaria al aducir que la SUNEDU acaba con la autonomía universitaria. Incluso marcharon al Congreso, obligando a estudiantes, docentes y administrativos para que asistan, para exigir que la iniciativa legislativa sea rechazada en el Pleno. 



La ANR marcha contra la Nueva Ley Universitaria [Foto: UNMSM]

Sin olvidar que utilizaron las paredes del campus universitario para empapelarlas con insultos hacia a Daniel Mora y compañía tildándolos de nazistas y de parlamentarios pinochetistas, etc.


[Foto: Colectivo Noroeste]

Este hecho demuestra la falta de tolerancia ante el debate de las ideas por parte de quienes mantienen cargos en la universidad pública ya que de promulgarse el Texto Sustitutorio este será el fin de la ANR, se desactivará la Asamblea Universitaria y se convocará a nuevas elecciones universales, entre otros cambios que acabaría con los privilegios que han mantenido desde hace treinta años.

Las universidades dejarán de ser feudos donde las facultades están intervenidas por decanos encargados y desaparecerá el club de amigos que apaña los actos de corrupción como en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, la Universidad Federico Villarreal, la Universidad Nacional de Trujillo, la Universidad Nacional del Callao, la Universidad San Cristobal de Huamanga, entre tantas otras. Solo les quedará presentar las acciones de amparo como lo anunció Orlando Velásquez, presidente de la ANR, para seguir funcionando a la par que puedan recibir el apoyo de quienes lucran con la educación y evidencian conflicto de intereses.
 
Top