La universidad Sergio Bernales en San Vicente de Cañete
es la única que cuenta con autorización provisional [Foto: UPSB]

El principal impulsor de la nueva Ley Universitaria, Daniel Mora, le declaró la guerra a las "universidades chicha" que lucran con la educación. Sin embargo, presionó al CONAFU para que la Universidad Privada Sergio Bernales logre una autorización definitiva de funcionamiento a pesar de presentar varias irregularidades.

"MI DESPACHO RECOMIENDA, como caso único y particular, la expedición por CONAFU, la Resolución que autorice el Funcionamiento Definitivo de la Universidad Privada Sergio Bernales S.A", indicaba el oficio N°1512-2013-2014-CEJD-CR que envió Mora, presidente de la Comisión de Educación, al presidente del Consejo Nacional para la Autorización  de Funcionamiento de Autoridades (CONAFU), Luis Enrique Carpio.

La carta vulnera la sentencia del Tribunal Constitucional del 2010 que ordena al CONAFU no vuelva a emitir autorizaciones de funcionamiento y la Ley de Moratoria del 2012. Pero para Daniel Mora no son impedimentos para que la universidad Universidad Privada Sergio Bernales (UPSB) obtenga su licencia definitiva.

Cuando este hecho se hizo público en el Pleno del Congreso, hasta la bancada fujimorista anunció que lo denunciaría ante la Comisión de Ética, el parlamentario de Perú Posible negó que pretendiera favorecer a esta universidad. Además indicó que accedió a pedir el funcionamiento definitivo porque CONAFU estaba pidiendo una coima.


  

Ante ello, Luis Carpio le envió  un oficio el 18 de junio donde rechazaba la acusación vertida por Mora y le solicitaba que muestre las pruebas de los supuestos actos de corrupción cometidos por los empleados de su institución.




La "chicha" privilegiada

La universidad Sergio Bernales emite títulos de cosmetología con valor universitario y tiene convenios firmados para expedir cartones con otra institución  cuyo rector está procesado por lavado de activos, reveló el semanario Hildebrandt en sus trece.

¿Bajo qué criterios Mora exigió que la universidad Sergio Bernales logre su autorización definitiva?, ¿cuáles son los aportes de la universidad Sergio Bernales a la educación de calidad? Daniel Mora reiteradamente menciona los rankings internacionales donde critica que las universidades peruanas se ubiquen en los últimos puestos, pero la universidad Sergio Bernales ni figura en las estadísticas, tampoco se registra publicaciones científicas en sus doce años de creación.

El CONAFU emitió un comunicado a la opinión pública, 12 de mayo del 2009,  donde advertía a las autoridades políticas, judiciales, educativas, a la Defensoría del Pueblo, estudiantes y padres de familia que la universidad Sergio Bernales ofrecía las carreras de Enfermería, Tecnología Médica, Gastronomía, Alta Cocina y Hotelería y Turismo, sin autorización. “Ninguna de estas carreras ha sido autorizada por este Consejo Nacional, no existiendo tampoco la posibilidad de regularizarlas o solicitar su autorización a la fecha”.

Asimismo, CONAFU informó que la única sede de la universidad Sergio Bernales autorizada para funcionar era la de Cañete. “Este Consejo no reconoce, ni se hace responsable por el funcionamiento de las sedes que de modo propio la universidad hubiera aperturado en el Cercado de Lima, Jesús María, Chosica, Puente Piedra, Huaral y San Juan de Miraflores”.

El propietario de la Universidad Sergio Bernales, Luis Alva Odría,  declaró para Hildebrandt en sus trece que en varias oportunidades fue al Congreso, “porque quería hablar con él [Daniel Mora] y explicarle que la ley de moratoria que él impulsaba era discriminatoria para las universidades privadas. Yo dejé cartas en el Tribunal Constitucional y en el Congreso, porque, como presidente del directorio de la universidad, esa era mi responsabilidad”.

La primera carta que le envió Alva a Mora fue el 12 de febrero del 2014 y el parlamentario visitó su campus universitario días después, señaló. “Él nos hizo una visita inopinada, casi a las 7 de la noche. Me sorprendió. Visitó las aulas, la biblioteca, los laboratorios y no me dijo nada”, remarcó el Gerente General de la Universidad Sergio Bernales.

Según el semanario, una de las empresas de Luis Alva, el Instituto de Educación  Superior Tecnológico Sergio Bernales fue multada con 345 mil soles por la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana (DRELM) luego de que un grupo de alumnos denunciara que se impartían clases sin permiso del Ministerio de Educación en las sedes de San Juan de Miraflores, Ate, Puente Piedra, Chosica y Cercado de Lima.


La desautorizada sede de Huaral

En este local se ofrecen las carreras de Obstetricia, Derecho, Ingeniería de Sistemas, Enfermería, Farmacia Bioquímica. Tecnología Médica y Administración. Pero solo puede dar títulos de Obstetricia, Derecho e Ingeniería de Sistemas. Las otras cinco se otorgan por medio de la Universidad San Pedro de Chimbote con la cual tiene un convenio. “Nosotros ofrecemos nuestra infraestructura para que ellos [la Universidad San Pedro] de estas carreras. Algunos alumnos postulan a la Universidad Sergio Bernales, pero la San Pedro los acredita, certifica, les da su carné universitario y, si nosotros no podemos en esa fecha, ellos los van a graduar”, explica el fundador de la Universidad Sergio Bernales.

En la actualidad, la universidad solo cuenta con autorización provisional para su sede de Cañete. A pesar de ello, desde el 2009 funciona su filial de Huaral.


La universidad Sergio Bernales en Huaral imparte clases
sin autorización provisional [Foto: ChancayTours]

Las autoridades de la Universidad San Pedro de Chimbote atraviesan una investigación por una serie de irregularidades durante su gestión. El rector José María Huamán viene siendo procesado por el delito de lavado de activos. Se le acusa de haberse apropiado de varios inmuebles en Chimbote con fondos de la universidad y haberlos registrado a nombre de familiares o compañeros de trabajo, y su vicerrector Gilmer Augusto Díaz Tello por la compra de cuatro inmuebles en los que ha construido un colegio, señala el semanario Hildebrandt en sus trece.

Y por si fuera poco, la universidad Sergio Bernales ofrece  títulos universitarios de especialización en Cosmetología, Masoterapia y Reflexología de la Escuela de Belleza, Salud y Cultura, con valor curricular y créditos universitarios para trabajar en cualquier institución pública o privada.





El dueño de la Sergio Bernales está orgulloso por su filial.  “La sede de Huaral es un proyecto que estamos desarrollando. Nosotros estamos en los pilares del desarrollo de la sociedad, que son la educación y la salud”, enfatiza. En este campus universitario,  funciona el Instituto Bernales en la mañana, la universidad en la tarde y el centro preuniversitario en los meses de vacaciones.

“Cuando abordamos a un grupo de estudiantes del tercer año de Obstetricia y les preguntamos si estaban informadas de que la sede no figura  en los registros de CONAFU, responden ´La coordinadora, al menos, nos ha dicho que si tienen autorización. Más bien, si ustedes saben algo, avisen para no invertir tanto”, remarca el semanario Hildebrandt en sus trece.

En una entrevista que realizó nuestra reportera Miriam Romainville, semanas antes de aprobarse la nueva Ley Universitaria, al congresista Mora Zevallos, este cuestionó a las universidades de “medio pelo” o "chicha" como él se refiere. "Hay universidades que dicen que tienen no sé cuántas filiales en el Perú y algunas dicen tengo convenios con Harvard. Entonces se estafa al estudiante, se les dice cosas que no son ciertas" ¿Qué pasó con Mora?, ¿por qué Mora solicitó excepcionalmente al CONAFU para que la universidad Sergio Bernales obtenga una autorización definitiva sin cumplir los requisitos?, ¿cómo Mora pudo desconocer estas irregularidades si constantemente manifiesta que para viajando al interior del país para conocer las realidades de las universidades de provincia?, o ¿acaso las pasó por alto?



 
Top