Por Miriam Romainville

En América latina se encuentra  el 65% del agua dulce del mundo, solo en el Perú tenemos 159 cuencas que abastecen de agua a la población y a las empresas que hacen uso de este recurso. 

Desde hace algunos días el debate sobre la privatización de Sedapal ha vuelto a resonar, a raíz de las declaraciones del ministro Castilla. “Así como lo hemos hecho en las empresas públicas eléctricas, vamos a abrir Sedapal al capital privado”, expresó el ministro de Economía durante una reunión con empresarios de la CONFIEP.  

Nuestra región nunca ha estado exenta del interés de grandes capitales, tales como la compañía catalana Aguas de Barcelona (Agbar), que en Chile es propietaria de Aguas Andinas y que en su país fue obligado a facturar 6.597 euros  a una familia porque el precio que la empresa cobraba "en contraprestación del servicio que proporciona a los ciudadanos es ilegal", tal como lo mencionó en su momento el Magistrado Eduard Paricio, del juzgado de los contencioso número 12 de Barcelona.


Sede de Agbar en Barcelona. / CARLES RIBAS

Durante más de 30 años Sedapal se ha encargado de la captación, potabilización y distribución de agua para uso doméstico, industrial y comercial, además del servicio de alcantarillado sanitario y pluvial. Durante ese periodo se han evaluado diversos proyectos ,tales como el Proyecto Marca II, con el que, según el ex representante de la CGTP   Luis Isarra Delgado,  Sedapal hubiese incrementado sustancialmente la captación de aguas de la vertiente oriental de los Andes.


Créditos: sedapal


No obstante ,a pesar de las mejoras significativas que presentó SEDAPAL en su informe 2013, aún existen quienes abogan por repetir lo que hizo en su momento Alberto Fujimori, quien vendió a un precio irrisorio el 75% de las acciones de la mayor refinería del país, La Pampilla , al igual que lo hizo con la Compañía Peruana de Teléfonos (CTP) y la envasadora Solgás, para citar algunos ejemplos. 

Por tal razón en su momento el fenecido congresista Javier Diez Canseco manifestó que “era absurdo vender [Solgás]. El operador que compró recuperó su inversión en tres años y en 1996 vendió el 60% de sus acciones en US$ 39 millones. Se reveló una evidente subvaluación”, en una entrevista concedida al diario La República.  


                                                                                             Créditos: El Ciudadano

La experiencia que se registran en los países donde se ha privatizado este recurso hídrico, considerado por la ONU como patrimonio de la humanidad, si bien aumentó la productividad, también enfatizó la privatización llegando a conferirse al agua como un bien privado.  Lo que trajo consigo diversas críticas y hasta marchas  que rechazaban que el 100% de los derechos de aprovechamiento de aguas no consuntivos se encuentran en mano de transnacionales como ENDESA, tal como lo manifestó el Secretario del Movimiento por la Defensa del Agua, Rodrigo Mundaca.

En un contexto donde organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) advierten que para el año 2025 “1 800 millones de personas vivirán en países o en regiones donde habrá escasez absoluta de agua.”, valdría la pena preguntarnos qué país queremos dejar a nuestros descendientes. En ese sentido, pobladores y trabajadores de Lima, Callao y el interior del país  convocaron para el día jueves 11 de septiembre a una Marcha Nacional por el  Agua, la concentración se daría en el Campo de Marte a las 8:00 am. 





 
Top