Las elecciones de nuevas autoridades en la Decana de América están a la vuelta de la esquina. Tanto alumnos como profesores elegirán por primera vez mediante voto universal al rector, a los vicerrectores y a los representantes de la Asamblea Universitaria, del Consejo Universitario y del Consejo de Facultad el domingo 17 de julio. Por ello en SSC iniciamos una serie de entrevistas a los candidatos a rector. Empezamos con el Dr. Zenón Depaz Toledo, docente de Filosofía de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas que postula con la agrupación Acuerdo Institucional Sanmarquino.



¿Por qué quiere ser rector de la universidad más antigua de América?

Tiene que ver justo con ello [Ser la primera universidad de América]. Porque entendemos nosotros, que es una propuesta colectiva para empezar. San Marcos no es solo una universidad, si de eso se trata tenemos 142 más en el país. San Marcos es un símbolo nacional. Tiene un capital simbólico enorme, lo que ocurra en San Marcos repercute en el resto de universidades públicas del país, y repercute en el país para bien o para mal. Desde San Marcos queremos emitir una señal al resto de universidades  y al país  que es posible hacer las cosas bien aquí y que es posible cambiar.

Nos puede explicar, ya que usted pertenece a este frente, ¿qué es Acuerdo por San Marcos, qué agrupaciones la conforman y qué personajes participan?
Estoy postulando por Acuerdo Institucional Sanmarquino. Constituimos un frente, es verdad, llamada Acuerdo por San Marcos pero fue para la Asamblea Estatutaria, concluida la asamblea cada  agrupación quedó en libertad de tomar sus opciones. El frente, claro, lleva un nombre parecido al nuestro porque Acuerdo por San Marcos era la columna vertebral de aquel frente, pero estoy postulando por Acuerdo Institucional Sanmarquino.

Pero en la propaganda de la universidad se ve Acuerdo por San Marcos, ¿ustedes siguen como frente?
No, Acuerdo por San Marcos no está postulando como frente a nadie. Ahora nosotros estamos postulando por Acuerdo Institucional Sanmarquino que es el colectivo fundador del frente al cual hiciste mención y que tiene una vigencia de, por lo menos, quince años en la universidad.

¿Qué lo diferencia de los demás candidatos?
Creo que fundamentalmente es la voluntad de reformar la universidad y de contribuir a una reforma universitaria en el país. No queremos hacer cambios cosméticos en San Marcos, mucho menos mantener la inercia de mal gobierno que ha caracterizado a esta universidad por lo menos en la última década. Somos conscientes de que hemos llegado a un punto de quiebre en el que se requieren cambios sustantivos y nosotros nos proponemos hacerlos.

Tanto usted como Acuerdo Institucional a lo largo de los cinco años de la gestión de Cotillo se han caracterizado por ser oposición y paralelamente cuestionar al fujimorismo,  por oponerse a la Nueva Ley Universitaria; A pesar de ello el frente Acuerdo por San Marcos, en las elecciones  pasadas de la Asamblea Estatutaria, postuló a un militante por Fuerza Popular que había participado en la elecciones municipales del 2014. ¿A qué se debió ello?, ¿fallaron los filtros  o es una falta de coherencia?  

Acuerdo por San Marcos era un frente en el que estábamos nosotros, y otra gente, naturalmente. Un frente es mucho más amplio que un movimiento, puede congregar a personas de diversas tendencias sobre la base de una plataforma común; claro, en ese  momento el común denominador que nos agrupaba era el de terminar con el mal gobierno de Pedro Cotillo, más aun cuando este tenía el manejo de toda la universidad y de toda la logística. Era necesario agrupar a toda la gente con este mismo propósito, cumplido ello volvemos otra vez a nuestra posición programática propia.

Usted en las redes sociales solía tildar a Pedro Cotillo, cuando este estaba como autoridad de San Marcos, como el nombre del rector con “K” tratando de relacionarlo con Fuerza Popular. Si ustedes han sido críticos a ese partido ¿Cómo puede pasar que su frente fuese conformado por fujimoristas?En que haya habido una persona que candidateó por un distrito para alguna concejalía [postuló a la alcaldía de Villa María del Triunfo] por el fujimorismo, no hace a ningún movimiento fujimorista. En todo frente hay gente muy diversa y una persona no afecta para nada, más aun cuando está, en el caso de San Marcos, totalmente de acuerdo con la plataforma de cambio de autoridad en la universidad.

¿Entonces ante circunstancias adversas eso no fue impedimento para hacer alianzas con personajes, que de alguna u otra manera, han estado relacionados con el fujimorismo?
Esa es la lógica del frente en cualquier circunstancia. Piensa en cualquier referente del frente único en la historia. Si tú tienes en frente al fascismo por ejemplo aun los que hayan sido enemigos tuyos en otra coyuntura y quieren hacer frenar igual al fascismo los congregas en una lógica de frente.

Mencionaba que ahora van como Acuerdo institucional Sanmarquino, ya no como Acuerdo por San Marcos. ¿Por qué no han mantenido esa unidad y por qué hubo más de un candidato que fue parte de Acuerdo?
Eso habría que preguntárselo a los otros candidatos que ni siquiera esperaron que concluya la Asamblea Estatutaria y ya estaban trabajando su candidatura al Rectorado. Por nuestro lado, anunciamos nuestra intención de asumir el gobierno de San Marcos respetando los tiempos y mientras estuvimos colaborando con la Asamblea Estatutaria no hablamos sobre la intención de candidatear.
 
De llegar a ser rector ¿Qué acciones tomaría a corto plazo, las que urgen en San Marcos?
Hay varias acciones urgentes, desde algunas muy puntuales como la pronta renegociación del intercambio vial que nos permita contar pronto con un nuevo cerco perimétrico, puertas como corresponda a la primera universidad de América, Tenemos que terminar esa gestión en condiciones dignas para San Marcos.
Otro elemento urgente, ya de orden estructural, tiene que ver con la administración de la universidad. Hemos señalado públicamente que vamos a declarar en emergencia la administración a fin de reorganizarla al más breve plazo en función de dos ejes: la simplificación de los procesos al máximo y la transparencia de estos mismos procesos, que sean de escrutinio público.

¿En el caso del bypass cómo se va a resolver para que la universidad no se vea perjudicada? 
El segundo carril de la avenida Universitaria tiene que completarse, así mismo algún carril adicional en la avenida Venezuela, pero lo que no va es la “oreja” que estaba proyectada inicialmente que es la que devora una buena parte de la plaza cívica.  Eso no va. Cualquier negociación se haría sobre esa premisa.
La universidad tendrá que ceder cierto espacio para que culmine la obra
Estamos cargando el costo de la mala negociación que hicieran Izquierdo, Cotillo y Cachay, este último era el responsable de la comisión de negociación con la Municipalidad de Lima.  Nos han dejado esto.
¿Este problema no data desde la gestión de Acuerdo por San Marcos con Manuel Burga y el pago de deuda con la Municipalidad de Lima?
La deuda viene desde antes. Trató de resolverse durante la gestión de Manuel Burga. Hubo varias conversaciones, algún acuerdo marco, pero la decisión específica de ejecutar este proyecto fue de Izquierdo.

También fue crítico de Izquierdo, según la página de la Sunedu usted ha sido asesor del Vicerrectorado de Investigación en el tiempo de Izquierdo. Entonces ¿Cómo asumió una postura crítica siendo parte del gobierno?
Durante tiempos de Izquierdo, de Cotillo y hasta ahora que tenemos un nuevo marco legal, los vicerrectorados se elegían independientemente del rector,  entonces la vicerrectora de Investigación no hacía parte de la plancha de Izquierdo. Ese cargo era de Acuerdo Institucional. Lo que sí debo contar es que Izquierdo, mezquinamente, disminuyó el presupuesto para la educación pero en esas condiciones sostuvimos la gestión de ese vicerrectorado y los indicadores de investigación se incrementaron en San Marcos.
 
Una de las críticas que le hizo a la gestión de Cotillo fue que este le daba prioridad a la Oficina Central de Admisión (OCA), a la Pre de San Marcos y al Postgrado, en desmedro de los alumnos, al respecto qué cambios plantea para estas instancias
Empezando por el más alto nivel, que es a lo que debemos aspirar, buscaremos un postgrado de la más alta calidad, es decir, no vamos a ir por el camino actual de bajar la valla en el postgrado para no terminar compitiendo con postgrados como los de Villareal o César Vallejo, ese camino no corresponde a la primera universidad pública del país. Queremos ser reconocidos como la universidad que tiene los postgrados de la más alta exigencia y de mayor calidad, por allí vamos a establecer nuestro nicho académico, nuestro valor diferencial.
En cuanto a la OCA vamos a buscar establecer cambios de manera que no afecte el desempeño académico de los docentes, ni afecte estructuralmente la vida académica de la universidad. De acuerdo a la nueva ley y al nuevo estatuto, habrá estudios generales en los inicios del pregrado, queremos estudios generales de calidad, que doten al alumno, cualquiera que sea su especialidad, de una compresión de conjunto del mundo en el que vive y el que se va a mover laboralmente. Para un pregrado de ese tipo de formación, el examen de acceso a la universidad no es el más favorable, es un examen memorístico y tenemos que discutir aquello.

¿En cuanto a la Presanmarcos?
La pre tiene una orientación llamémosle curricular que no se diferencia para nada del resto de academias privadas de formación preuniversitaria. Queremos que efectivamente haga honor a su nombre y brinde una formación preuniversitaria, es decir, que ya esté preparando al alumno en una lógica de trabajo académico que va encontrar al ingresar a la universidad.

Usted suele comentar que Acuerdo Institucional Sanmarquino se ha caracterizado por luchar contra la privatización de la universidad pública nos podría explicar ¿Cómo y qué es lo que se ha hecho?
Desde el año 2002 en el que elaboramos un diagnóstico sobre la situación de la universidad peruana, que fue el primero, dicho sea de paso, emergieron algunos referentes preocupantes, uno de ellos era que en el año de 1996 Fujimori había emitido el decreto ley 882 que permitía la creación de universidades con fines de lucro; a raíz de esto el número de universidades privadas se incrementó, y además que en las universidades públicas, quizá por la presión de este sector, pero también por una pérdida de vista de los objetivos de la universidad, se había cedido a la mercantilización de la educación. Caso de los postgrados por ejemplo, se fue bajando la valla de exigencia de acceso para captar más clientes, y obviamente asumimos que esa no es la lógica que le corresponde a una universidad pública, menos aún si hablamos de La Decana.
 
Una de las fuentes de ingreso es la Presanmarcos y también es una manera de  lucrar con el acceso a la educación pública mercantilizándose año tras año. Las vacantes por examen ordinario tienden a disminuir y en la pre aumentan, a pesar de estas circunstancias, en la Asamblea Estatutaria, los docente de Acuerdo por San Marcos  se habían opuesto a que se disminuyan las vacantes para la pre a partir del 2017 ¿No cree que hay una falta de consecuencia al respecto? ¿Por qué ustedes no tomaron una postura para reducir las vacantes?
Lo que pasa es que los modos específicos en que tienen que manejarse un tema como este no corresponden a un tema de estatuto, sino a las decisiones de gobierno. Poner cifras específica en un estatuto te puede maniatar, nosotros queríamos un estatuto ágil, breve, con grandes líneas de orientación para la universidad, lamentablemente algunas personas llevaron la discusión hacia la formación de un estatuto excesivamente reglamentarista, detallista de más de 80 páginas. Algunos de esos temas debían manejarse a nivel ya de gobierno de la universidad. Esa es la diferencia.
 
Fue miembro de la Sunedu. Como tal cuál fue su aporte a la universidad peruana
Durante el año que estuve en Sunedu [Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria] la tarea básica que tuvimos que enfrentar fue enfrentar la rebeldía de autoridades universitarias, en el sector público, contra la ley universitaria. Rebeldía que se explica porque hicieron del ejercicio del poder una fuente de privilegios privados o de grupos. El mayor aporte que hemos hecho desde Sunedu ha sido retirar de varias universidades públicas a grupos mafiosos ese es el caso de San Marcos, de San Luis Gonzaga de Ica, de La Cantuta, la universidad de Huacho, de Jorge Basadre de Tacna y podría continuar con la lista. Creo que haber retirado de las universidades a grupos que habían tomado el control de la universidad en provecho particular ya es bastante.

Menciona sobre los grupos mafioso en San Marcos ¿Qué pruebas fehacientes tiene para que indique al exrector Cotillo como parte de una mafia?  ¿Qué delitos ha perpetrado?
Una de las primeras tareas de la nueva gestión, de la nuestra en particular, va a ser precisamente un examen minucioso de los documentos relativos al mandato anterior, para poder establecer responsabilidades en relación al mal gobierno que ha habido. Como ocurre con todo grupo de ese tipo, más aun si tiene oficio, de lo que se trata es de no dejar huellas, o en todo caso de hacer difícil el estudiar las huellas, pero creo que el conjunto de la universidad sanmarquina y la propia ciudadanía percibe que aquí hubo un manejo nada transparente.
 
Asumen que la gestión de Pedro Cotillo fue mafiosa, pero hasta el momento no hay pruebas concretasLa gente conoce de grados doctorales, particularmente, otorgados a personas de su entorno, títulos cedidos en condiciones más que discutibles. Lo que hay son múltiples indicios de ese tipo, irregularidades, porque como decía, un grupo que actúa de esa manea de lo primero que se cuida es de no dejar prueba al acceso. Una de las primera cosas que se tiene que hacer es someter a auditoría las últimas gestiones rectorales para ver si todo está en regla. Sospecho que no. 
 
Teniendo en cuenta que si no se aprobaba la Ley Universitaria continuaría el gobierno de Pedro Cotillo. La crítica asume que ustedes no han logrado nada, o no han hecho nada durante estos diez años para poder denunciar los casos de corrupción, para fiscalizar. Han esperado que se apruebe esta ley para recién irse contra la gestión de Cotillo ¿Qué es lo que ustedes han logrado como oposición?
No la hemos esperado, hemos generado la nueva ley. La discusión sobre esta ley viene desde el diagnóstico y la propuesta de ley que nosotros  planteamos el año 2002. Y ¿por qué hemos generado las condiciones para una nueva ley? Porque a partir del fraude escandaloso en las elecciones en la que fue elegido Cotillo como rector [en la Asamblea Universitaria del 2011], sacamos en cuenta que desde dentro era muy difícil fiscalizar, ¿cómo hacerlo si has sido excluido de los espacios de decisión en la universidad? En esas condiciones imperantes era muy probable que este sector continuase controlando la universidad por diez o veinte años más. Si el rector ha salido es porque hay nuevas reglas de juego.
 
Usted tuvo una imagen oscura sobre Cotillo y su gobierno, pero también hay una proyección gris de Acuerdo Institucional en la gestión que tuvo Manuel Burga ya que muchos estudiantes fueron expulsados
No eran muchos, fueron unos pocos que hicieron destrozos en la universidad y les aplicaron el reglamento. Los que dieron esa imagen fueron los operadores, no nosotros, en este caso puedo dar nombres como René Meza y Martín Colán. Ellos son gente que afuera lucran con la universidad, tienen academias, centros preuniversitarios y engañan a la gente usando el membrete de la universidad, fueron ellos los que difundieron esa leyenda urbana de acuerdo antiestudiantil
Tras la toma al rectorado, aplicaron el reglamento de proceso disciplinario a los estudiantes y varios, unos cuantos según indicación suya, fueron expulsados, pero posteriormente se reincorporaron a la universidad 

¿Si ustedes tuvieron razón por qué estos alumnos volvieron?
Porque volvieron durante el gobierno de Izquierdo, habían negociado con él gente como Colán y Meza a cambio de sus votos para poner en la universidad a este personaje al cual la prensa tipificó como el Rector balbuceante [Luis Izquierdo Vásquez].  
 
¿Ustedes creen que, de no llegar al Rectorado, podrán fiscalizar al futuro rector de San Marcos con la nueva Ley Universitaria?
Seguro, yo creo que todos debemos de hacerlo. Hay que estar atentos de cómo se dirige la universidad y prever que no ocurra ninguna irregularidad, esto es parte del deber ciudadano.
Una de las prácticas que hizo al gobierno de Cotillo fue estigmatizar las protestas estudiantiles; Vinculaba, sin pruebas, con el MOVADEF a estudiantes críticos. Al respecto, de gobernar Acuerdo ¿Cómo sería el trato con los gremios  de alumnos, la Federación Universitaria, los Centros Federados y los Centros de Estudiantes?
De respeto como siempre ha sido, yo mismo he sido dirigente gremial y varios de los integrantes de Acuerdo Institucional han sido, cuando estudiantes, dirigente, y más allá de eso por nuestra orientación programática, nosotros creemos en el valor de la organización social, en la importancia que tiene el tejido social, de evitar la digresión, la atomización. Es bueno que los estudiantes estén organizados porque eso provee, a cualquier gestión, de interlocutores válidos y evita que estos mercenarios como los operadores se hagan cargo de la representación estudiantil. Hay que fortalecer los gremios.

¿Los gremios no van a ser acusados de senderistas o de pertenecer al MOVADEF?
Eso es lo que hacía Cotillo. Nosotros asumimos el principio básico universal: no hay delito de opinión. Nadie puede ser penado por sus opiniones, los delitos tiene que ver con las acciones, no con las opiniones.
En cuanto al caso de los docentes  mayores de 70 años ¿Cómo va a ser sus pases al retiro?
La ley dispone aquello, al parecer en una lógica de renovar la universidad. Por nuestra parte lo que  hemos previsto es que se produzca una transición paulatina, en plazos convenientes. De acuerdo con el estatuto en julio del próximo año, recién un primer grupo cesaría y este grupo sería de los docentes mayores de 80 años, que es una edad bastante avanzada y que, además pertenecen al régimen pensionario anterior, con el cual se retiran con el salario que tiene. Por lo tanto no van a ser afectados. En rigor en el  2018 recién empezará el cese de los profesores mayores de 70 años, pero hemos previsto que sea paulatino, con el cuidado de aplicar lo que la misma ley prevé. La ley deja abierta la posibilidad de retener de entre esos docentes un número de hasta el 10% del total de docente de la universidad en San Marcos, actualmente son alrededor de 3500 docentes,  ello permitiría retener hasta 350 profesores, un número que considerable,  que están en condiciones de aportar a la universidad. 

¿Cómo podría hacer su gestión para que más docentes se dediquen a investigar a tiempo completo?
Esa es una cuestión central para el despegue de la universidad y por allí debe de ir la parte medular de la reforma. Se necesita más fondos para la investigación. Hay que ser mucho más  proactivos en la captación de recursos provenientes de fuentes propias y del tesoro público, de hecho la ley y el estatuto crean la condición de docente investigador que es nuevo y abre la posibilidad de contar con docentes dedicados a la investigación y con mayores ingresos. Tenemos que replantear las condiciones en la que se ha estado ejerciendo la investigación, de manera que los resultados sean mucho  mayores.
 
Al respecto de Bienestar Universitario, ¿cómo será administrado? ¿qué cambios habrá?
Esa es un área fundamental para que la comunidad universitaria se comprometa con un proceso de cambio. Las condiciones en el que se ejercen la actividad universitaria tienen que ser  buenas, ojalá óptimas, lo que nosotros vemos es que por el lado de bienestar hay múltiples carencias, tanto en docentes, en estudiantes y en los trabajadores. Hay algunos elementos más visibles que otros, en el caso de los estudiantes, digamos, que es el sector más sensible a este tema, los universitarios de bajos recursos tienen que realizar sus estudios en condiciones no muy favorables. Nosotros estamos proponiendo la dotación de becas, vamos a negociar con el Gobierno central y mientras dure la negociación proveeremos con recursos propios unas mil becas aproximadamente. Habrá que ver en qué montos, yo creo que no deben ser menores al sueldo mínimo, dinero que les permita acceder a información y bibliografías, sin las cuales es muy difícil estudiar en buenas condiciones. Lo mismo con la vivienda y el comedor, yo creo que las condiciones como ahora funcionan son deplorables, eso tiene que ser mejorado. Se puede. 
 
¿El pabellón B de la residencia universitaria va a ser formalizada o van retirar a los estudiantes que la ocupan?
Por qué habría que retirarlos, se supone que si están allí es porque tienen necesidad de ello. Habrá que examinar con ellos mismos en qué condiciones están esos pabellones y buscar soluciones compatibles con el estatus de un estudiante.
 
En el caso del comedor qué pasará ¿llegará a ser concesionado?, ¿todos los estudiantes tendrán derecho a la alimentación o solo los becarios accederán a las raciones?
El derecho por principio corresponde a todos, pero las posibilidades materiales de implementar ese derecho van a a ser siempre limitas. Son cerca de  28 mil a 30 mil estudiantes,  implementar raciones paro todos ellos va a ser imposible, en este momento. El tope mínimo será el que hay ahora, no se puede ir a menos,  las condiciones del servicio serán mejoradas. Conozco el comedor de los docentes y me parece que no es compatible con el de una universidad. Mejorar estos servicios se puede hacer con una mínima inversión y no es necesario tercerizar. Hemos escuchado de más de un candidato la voluntad de tercerizarlo. De nuestra parte no haremos ello por una sencilla razón, porque hay trabajadores para ello, qué hacemos con los trabajadores si se terceriza.  Lo que hay que hacer, para los mismos trabajadores es crear condiciones laborales más dignas que las actuales.
 
¿Por qué los sanmarquinos deberían decidir por ustedes y no por otros candidatos? ¿Cuáles son los valores, lo mejor que puede brindar Zenón Depaz para los próximos cinco años?

En principio yo creo que los electores, tanto estudiantes como docentes, tienen que fijarse muy bien en los programas propuestos. No se trata de firmar un cheque en blanco, porque cuando uno lo hace luego el receptor pone el saldo que le conviene. En este caso hay que fijarse en las propuestas, nosotros tenemos propuestas públicas no de ahora como otra gente; no es un inspiración repentina, un deseo de gobernar repentino. Lo nuestro tiene años de trayectoria, está planteado, es público. 

En lo personal, ¿qué pondría yo a disposición de la comunidad universitaria?, para empezar una reflexión de años sobre la universidad en el Perú sustentada por libros, artículos, documentos. Puedo afirmar que entre todos los candidatos soy el que más ha investigado el tema de la universidad en el Perú el propio Nicolás  Lynch  lo ha dicho públicamente en más de una vez: ”Quien sabe mas de la universidad pública en el Perú es Zenón Depaz”. Pongo a disposición un conocimiento detallado de la universidad y una voluntad de renovar San Marcos en diálogo con los actores de la universidad. Nosotros  mantenemos distancia de cualquier opción autoritaria de imposición. Vamos a dialogar con los sectores universitarios porque sino no es posible tener el compromiso de estudiantes trabajadores y docentes, y sin el compromiso de ellos no es posible llevar cambios sustantivos en la universidad. 



 
Top