Triunfan los estudiantes. Las autoridades de la universidad San Marcos desistieron de cerrar el comedor en el verano del próximo año.



Al respecto es necesario precisar que en años anteriores el presupuesto del comedor abarcaba los doce meses del año, según la Oficina General de Planificación. Si la actual gestión dice que solo hay presupuesto para ocho meses entonces se ha reducido el presupuesto asignado para la alimentación en desmedro de los estudiantes. 




 
Top